La enfermedad renal crónica se caracteriza por manifestarse en estadios terminales, en donde las funciones de los riñones ya han sido devastadas, es cuando los pacientes requieren de diálisis o trasplante trayendo consigo el deterioro de la calidad de vida.

La enfermedad renal crónica causa 2.4 millones de muertes al año,
mientras que la lesión renal aguda (AKI, por sus siglas en inglés), un impulsor de la enfermedad renal crónica, afecta a más de 13 millones de personas en el mundo.

Los riñones tienen funciones importantes como:

  • Control químico y de fluidos en el cuerpo
  • Control de la presión arterial
  • Ayudan a mantener los huesos sanos
  • Producción de células rojas sanguíneas (eritrocitos)

Como factor de riesgo importante tenemos la diabetes y la hipertensión (Presión arterial elevada); sedentarismo, fumar, antecedentes de enfermedades cardiovasculares, consumo elevado de bebidas alcohólicas, dieta rica en sodio, grasas y bebidas carbonatadas (refrescos).

¿COMO PUEDO PREVENIR ESTO?

  • Ejercicio 30 minutos al día, 5 veces por semana
  • No fumar
  • Disminuir alimentos con alto contenido en sodio
  • Beber 2 litros de agua al día
  • Reducir el consumo de bebidas alcohólicas
  • chequeo periódico con el medico