Desde hace tiempo se ha visto el avance del populismo en América latina, pero en la Argentina ha tenido gran presencia, porque las estrategias del mal no han podido pervertir completamente una democracia imperfecta pero estable, y las estrategias de la izquierda internacional para fracturar la república Argentina han funcionado, desde la toma de los colegios, demandas a honorables periodistas como Eduardo Feinmann y Jorge Lanata con intenciones de silenciarlos, y agresiones a la iglesia católica por grupos extremistas que sienten simpatía por una persona que consideran una mesías política.

En algún momento de la historia Argentina, el país fue el mas rico del mundo, ahora es muy difícil creerlo, porque ya no es así, es fácil culpar al actual gobierno de todo lo malo que pasa en el país, pero hay que analizar la historia reciente para ver quienes provocaron el actual debacle económico de la Argentina.

La economía de un gobierno es como servir una mesa, el gobierno se tiene que encargar de servirle mejor al pueblo en su lucha contra la pobreza, Mauricio Macri intentó servir esa mesa, pero los gobiernos populistas anteriores no le dejaron ni la mesa, y actualmente el gobierno de Macri a pesar de que no pudo gobernar con tranquilidad, ha intentado construir esa mesa, y dejar algunos platos servidos, es de vita importancia ver los ejemplos de los demás países de América latina, y analizar si los proyectos económicos y políticos que los candidatos proponen han funcionado otros países.

Mauricio Macri en sus discursos recientes ha invitado a los argentinos a no retroceder, y la palabra retroceder significa mucho en la actual Argentina, Argentina se ha visto amenazada por los proyectos populistas, por una justicia dócil que se niega hacer justicia ante los evidentes casos de corrupción de los que se dicen ser mesías de un pueblo.

También Macri ha invitado a algunos argentinos a dejar el comportamiento mafioso, se estaba refiriendo al delito de la extorsión, pero también aplica a la política actual, los políticos argentinas necesitan dejar los comportamientos mafiosos que tienen a argentina en la actual situación política, los jóvenes se han dejado encantar por los comportamiento mafiosos, por los encantadores de serpientes, que por el progreso real, largo y duradero.

La única esperanza que tienen actualmente la argentina son los jóvenes, aunque estos se vean dominados y adoctrinados por los movimientos políticos extremistas, también los culpables de la actual situación política Argentina son los políticos tradicionales, porque se enfocaron a dirigir el país descuidando otros aspectos como la educación y la conciencia política en los jóvenes, la actual situación de Argentina es igual a la de Venezuela antes de Hugo Chavez.