Para entender la crisis de Venezuela hay que escuchar las voces que están ahí, voces que relatan como ha crecido la criminalidad y la pobreza en el país mas rico de América Latina, desde cualquier colina se puede ver la miseria en que la gente de Venezuela vive, en condiciones infrahumanas, pero mas infrahumanas son las acusaciones, y los procesos oscuros que se llevan en los tribunales y en las cárceles de Venezuela.

El tribunal supremo de justicia de Venezuela (en su mayoría aliados del gobierno usurpador de Nicolás Maduro) como venganza política a la insurrección cívico militar del 30 de abril resolvió a reabrir casos de presos políticos liberados, de las cuales habían sido sobreseídos definitivamente.

Tal es el caso de Aarón Briceño, un muchacho que fue capturado el primero de mayo del año 2017 por protestar por la grave crisis humanitaria que pasa su país Venezuela, durante su tiempo en la carcel Aarón fue fuertemente torturado.

Su madre Mayra Briceño contactó con Amefine argumentando que su hijo fue liberado el primero de diciembre del 2018 bajo una medida cautelar, pero que ahora lo han vuelto a llamar para cursar un nuevo juicio por alteración del orden publico, y terrorismo, su madre Mayra Briceño también argumentó que sufre hostigamiento y amenazas por parte del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), una institución fundada por el extinto presidente de Venezuela Hugo Chavez, considerada la policía política de Venezuela.

¿A que se debe esto?

Después de la rebelión cívico militar dirigida por el presidente de Venezuela Juan Guaidó, el tribunal supremo de justicia que representa al gobierno ilegitimo de Nicolás Maduro por venganza política decidió reabrir los casos de una gran parte de los presos liberados que habían capturado en las protestas del 2017.

El chavismo mantiene una base de datos bien organizada de todos los ciudadanos opositores que han sido liberados, y la realizar estas medidas permite generar control en las bases opositoras, de esta manera los ciudadanos que fueron capturados en las calles no van a salir a una eventual protesta, y de ser capturados protestando las represalias serían muy fuertes.

Torturas en la cárcel

Human Right Watch reporta que Venezuela dejó de tener cárceles, lo que tiene son centros de tortura, prisiones donde las personas se encuentran encerradas en condiciones infrahumanas. Uno de ellos fue Aroon hijo de Mayra Briceño un joven que decidió salir a protestar para exigir mejores condiciones para vivir, las torturas son muchas, una de las principales torturas es privar al individuo de ir al baño, también robarle la comida o no darle absolutamente nada de comer, privarlos de agua, y golpearlos brutalmente hasta perder el conocimiento.

Falsas acusaciones

Al adolescente Aroon Briceño fue acusado por ser miembro de un grupo terrorista altamente peligroso, también por portar morteros y armas de fuego, Mayra Briceño, madre del adolescente denunció que todas las acusaciones contra su hijo son injustas, también denunció que la policia le quito la cédula de identidad de su hijo, y que lo le dejan sacar el pasaporte, que ya lleva mas de un año haciendo los tramites para sacar la cédula otra vez, “Mi hijo esta preso, aunque ahorita esta en libertad, esta preso en el país”.