4 Mitos y 4 realidades del emprendedor

Emprendedores

Tomar el reto del emprendimiento es un camino muy difícil. Los mitos y barreras para emprender son muchos. Y se hace mucho mas complicado si te dejas llevar por los mitos o prejuicios que circulan alrededor de la idea de querer emprender. A la hora de comentar tu idea de negocio, recibirás muchas críticas de conocidos, amigos y familiares. Uno de los principales prejuicios es que uno no debería de crear un negocio porque solo triunfaras con suerte, o que no deberías de invertir porque hay crisis en tu país, pero todo eso es mentira. En este artículo te presentaremos mitos y realidades de los emprendedores.

Mito: Para ganar dinero, tienes que tener dinero.

Uno de los grandes mitos sobre los emprendedores, es que solamente lo podrás hacer si tienes una fantástica cantidad de dinero, o que solo los ricos pueden invertir. Lo cierto es que existen inversiones que si necesitan de cierta cantidad de capital, si quieres invertir en la bolsa de valores, lo tendrás que hacer con dinero. Pero iniciar tu propio emprendimiento no requiere de una fortuna, pero más importante que el dinero es tu preparación personal. Necesitas tener un plan para poder llevar acabo tu estrategia empresarial, tienes que sentir pasión por lo que haces, y mucha motivación.

Realidad: Casi nunca hay descanso.

Los emprendedores se enfrentan día a día a la posibilidad de fracasar, pero también están conscientes de que con la suficiente persistencia tendrán éxito. El éxito o el fracaso siempre será una consecuencia de las decisiones de cada emprendedor. El emprendedor será siempre responsable de todo lo bueno, y lo malo que pasa en la compañía. Y cuando uno comienza un negocio, los emprendedores no pueden descansar mucho, tienen que trabajar aun estando dormidos, y para que el negocio pueda funcionar en los primeros años, tienen que dar todos sus recursos y energía, para que el negocio llegue a ser rentable.

Mito: Es muy fácil crear una empresa.

Otro de los mitos de ser emprendedor es que crear una empresa es muy fácil. Primeramente, no es fácil desde el punto de vista psicológico y emocional. Tomar la decisión de crear una empresa es algo que genera muchos prejuicios, principalmente recibiremos criticas de las personas que nos rodean. Después, nos llevamos con la tenebrosa estadística de que el 80% de los nuevos emprendimientos fracasan en los primeros tres años en el continente americano, en Europa llegan hasta los 10 años de vida. Después de eso, solo quedan las empresas más fuertes, y las que fueron más constantes. Pero aún así, son pocas las empresas que después de los 10 años tienen la capacidad de generar ingresos para crear suficientes puestos de trabajo, y la producción no es mucha. Así que emprender es un camino bastante difícil.

Realidad: La soledad te puede afectar.

En algunos episodios de los Simpson hacían ver al señor Burns como un excéntrico millonario solitario, y él era así. La idea de que los empresarios son auténticos lobos solitarios es otro de muchos mitos sobre los emprendedores. La vida del emprendedor es diferente, para tener éxito en tu negocio, necesitaras ocupar tu tiempo para impulsar tu empresa. Te encontraras en situaciones donde los problemas ocuparán toda tu agenta, y muchas personas de tu alrededor no lo entenderán. Dirán que has decidido aislarte del mundo, que te has vuelto aburrido, e incluso perderás muchos amigos. Lo único cierto es que has preferido invertir tu tiempo en tu futuro. Uno de los consejos que te daremos es que te tomes algunos minutos del día para reflexionar, lo puedes hacer escuchando algo de música, y también escribiendo las distintas situaciones del día. Eso te ayudara a reflexionar mucho e invertir mejor tu tiempo.

Mito: Tienes que nacer siendo un genio.

Los emprendedores nacen, no se hacen, es una frase muy popular, y hay muchas frases más. Pero son auténticos mitos del proceso empresarial. Muchas personas aseguran que uno tiene que haber nacido siendo un Bill Gates, John D. Rockefeller, o un Steve Jobs para tener éxito en los negocios, pero eso es falso. Las personas llegan al éxito porque ellos deciden aprender y después monetizar su conocimiento. Tratan de mejorar la calidad de vida de las personas y ganar dinero con eso. Todos tenemos una habilidad, a todos nos apasiona algo, todos tenemos un hobbie, si lo tuyo son las computadoras pues, busca como monetizarlo, si lo tuyo son las finanzas, intenta ganar dinero con eso.

Realidad: Tendrás muchísimos errores.

Es casi imposible que un emprendedor consiga el éxito en su primer negocio. Nadie lo ha logrado, incluso si investigas la vida de muchos empresarios exitosos lo intentaron muchas y muchas veces, ellos cometieron muchos errores y no se dieron por vencidos. La clave del éxito está en la persistencia, y emprender se trata de persistir y solucionar los problemas del día a día con mucha paciencia. Muchos empresarios exitosos no son las personas más talentosas del planeta, pero luchan por ser cada día mejor, tratan de estudiar y de leer, ellos buscan como aplicar estrategias de negocios innovadoras, y así llegan hasta donde se proponen llegar.

Mito: Es mejor un trabajo seguro, que un negocio.

Hay una frase en el mundo de los emprendedores que dice: “Si no trabajas por tus sueños, trabajaras por el de alguien más”, y prácticamente esa frase se convirtió en una profecía para todas las personas que creen que existe el “Trabajo seguro”. Emprender está de moda en muchos países, los jóvenes se dedican abrir negocios porque sueñan con mejorar el mundo y beneficiarse de un pedazo del pastel. Una de las cosas que tienes que saber, es que el emprender no es para todo el mundo, cualquiera puede intentarlo, pero solo los más fuertes y decididos sobreviven.

Realidad: La competencia es dura.

Cuando uno emprende, te llegas a enfrentar a la realidad de que tienes una amplia competencia. Ahí es donde el mercado decide a quien darle la razón. El mercado le dará su voto de confianza a aquellos negocios que tengan los mejores productos y servicios, siempre a un buen precio y con una excelente calidad. La competencia es muy clara y agresiva, y todos los detalles cuentan. Si tu no tratas bien a tus clientes, la competencia lo hará. Si tu no buscas como ofrecer tus productos y servicios a un precio razonable, la competencia lo hará. Es por eso que tienes que dar lo mejor de ti.