Los millennials se han destacado por desarrollar grandes proyectos y iniciar una nueva revolución de innovaciones, principalmente en el sector de la tecnología.

Pero, ¿Sabe realmente la generación del milenio que garantizar su porvenir depende de los bienes raíces?

Como consecuencia de la superpoblación, nos hemos dedicado a crecer vertiginosamente, y donde unos ven, disminución de la calidad de vida, riegos en la economía y en el medio ambiente, otros ven oportunidades, sobre todo en el sector inmobiliario.

El agua, la comida y las tierras pueden generar grandes oportunidades para los amantes de los negocios, invertir desde ya, es afianzar la seguridad de nuestras familias.

Tampoco queremos plantear un escenario donde nadie tiene donde pasar la noche, y el cual existe un gigantesco monopolio en torno a las necesidades básicas de las familias, si no, uno en el cual nos veamos obligados a satisfacer una demanda gigantesca de gente que necesita adquirir un gran servicio.

¿Están preparados?

Hoy en día sorprende ver que la creación de una aplicación cambie al mundo, y para bien.

Las necesidades del ayer, no son las mismas de ahora, y así como se están desarrollando aplicaciones para mejorar la vida, así se tienen que desarrollar nuevos proyectos que promuevan la edificación eficiente.

¿Inversión segura?

No existe ninguna inversión totalmente segura, en ningún sector, menos uno en el cual ha sufrido crisis, aunque hay inversiones menos volátiles que otras, y en los portafolios personales de cada millennial empresario deberían incluir los bienes raíces para tener un lugar, en el mundo de los negocios.

Existe una demanda internacional gigante, en apartamentos, y sobretodo locales comerciales, ya que ahí es donde la mayoría de los empresarios desarrollan sus emprendimientos.