La selección femenina de EEUU demanda a Federación por discriminación, exigiendo igualdad salarial y iguales condiciones laborales que la selección masculina de fútbol.

Las jugadoras de la selección femenina de EEUU demandó este viernes a la Federación nacional estadounidense acusándola de “discriminación de género institucionalizada”.

Las jugadoras afirman que hacen las mismas tareas y tienen las mismas responsabilidades que el equipo masculino, y que aún así reciben menos dinero que los hombres.

No todo se centra en el aspecto económico, si no también exigen mejores tratamientos médicos, transporte y apoyo.

Las jugadoras piden una compensación por daños y perjuicios, una cifra muy alta de millones de dolares.