Tesla Model S 2018

Tesla se ha convertido en la mayor productora de vehículos eléctricos en Estados Unidos. Elon Musk, fundador de Tesla; es una de las mentes más brillantes de la época, su genio y ambición son admirables. Por este motivo, Tesla ha empezado a crear reputación y se ha convertido en una compañia próspera y revolucionaria. Pero uno de los problemas que ha tenido Tesla es que no han podido satisfacer la demanda de vehículos. Esto se debe al pobre manejo de la fábrica de Fremont, California, además de las malas decisiones de mercadeo y producción. A continuación, presentaré un análisis de las razones por las cuales, en mi opinion, Tesla no ha podido satisfacer las metas proyectadas en 2018.

Un Vehículo de Elite construido como Juguete

Linea de ensamblaje del Model S, podemos observar la escasez de intervención humana durante el proceso de soldadura de paneles

La variedad de vehiculos que ofrece Tesla se reduce a tres vehiculos: Model S, Model 3, y Model X. Dos sedanes y una SUV, vehículos que por su diseño y estándares de seguridad son muy complicados. Los modelos de Tesla son indiscutiblemente de los mejores en su categoría, ya que son un ejemplo a seguir para las demás compañias que desean volverse eléctricas. Lamentablemente, los vehículos eléctricos de Tesla no están capacitados para la producción en masa porque los paneles exteriores, la baterías, el motor, y el chásis del vehículo son de difícil ensamblaje.

La línea de ensamblaje de Tesla es un batallón de robots; esto es sin duda un despliegue tecnológico envidiable. Pero por muy asombrosa y veloz que sea, es incapaz de mantener estándares de calidad. Por este motivo, Tesla ha sido criticada por su pobre control de calidad en los últimos meses. Estamos hablando del conjunto de vehículos mas revolucionarios de la última década no de un carro a control remoto.

Exceso de Recursos y Poca Logística

Entrada a la fábrica de Tesla en California

Elon Musk tiene una gran habilidad para los negocios lo que lo han convertido en dueño de múltiples compañías. Entre estas compañias está Tesla, Spacex, Neuralink, The Boring Company, y Paypal. Musk es parte de la lista de hombres más ricos en el mundo según Forbes. Asi que Elon tiene liquidez financiera para impulsar el potencial productivo de la fábrica.

En comparación a otras empresas, Tesla nació en un cuna tecnológica y con mucho capital. El génesis de la fábrica de Fremont viene de la planta New United Motor Manufacturing, Inc. (NUMMI). Las instalaciones de NUMMI se subastaron a un precio de 42 millones de dólares. La propiedad mide aproximadamente 520,000 m y el motivo de su venta es porque el dueño anterior no pudo satisfacer los costos operativos de la fábrica. Esta fue la primer bandera roja que Tesla debió haber visto. NUMMI tenía un contrato para fábricar partes para Toyota y General Motors. El gigantesco tamaño de las instalaciones jugaron un papel en la caída de la fábrica por parte del anterior dueño.

Con un poco de sentido común podemos analizar que si dos de los mayores productores de vehículos a nivel mundial no explotaron el potencial de la planta de Fremont ¿Cómo es que Tesla planea administrar esta enorme fábrica?

Mala Administración de la Planta de Fremont

He visitado la planta de Tesla y he podido tomar un tour por las instalaciones. Es increíble el arsenal tecnológico que la fábrica posee; con sectores de la planta donde el radio de humano a robot es de 1 a 1. La inmensidad del edificio es imposible de expresar en palabras, para darte una idea, es imposible ver la pared al otro lado de la planta.

Desafortunadamente, el tamaño de las instalaciones juega en contra de la calidad porque es una tarea enorme supervisar todas las areas. Si Tesla desea mantener la producción de vehiculos en condicion óptima, debe de contratar centenares supervisores para el área de soldadura, electrónica, interior, etc. Después, Tesla debe de contratar personal de control de calidad y personal directivo para organizar a los supervisores. Todo este personal solamente en logística no puede funcionar en una misma nota. Agrega a esta gran lista el personal técnico y de mantenimiento de máquinas y robots. Todo esto es la receta para una catástrofe administrativa que pudo haber sido evitada con un poco más de planificación.

Solución

Para resolver los problemas de la fábrica de Fremont, la directiva de Tesla debe considerar las siguientes soluciones. Primero, vender la fábrica de Fremont y cambiarla por un conjunto de fábricas mas pequeñas. Con instalaciones mas pequeñas se podrían redistribuir los recursos y reducir el número de empleados; por consiguiente, se necesitarian menos supervisores por planta y estos tendrían una carga menor. Todos estos cambios resultarán en un mejor control de calidad de los vehículos, reduciendo el número de reclamos por desperfecto y enfocándose en la producción. Si Tesla aplica estas medidas podrían cumplir sus metas de producción e inclusive superarlas, pero inyecciones monetarias por parte Musk cuando la compañia sufre economicamente no son la solución.